5 pasos para iniciar un negocio online

En muchos sentidos, Internet ha igualado el terreno de juego para los propietarios de pequeñas empresas de todo el mundo. Los negocios en línea son relativamente fáciles de iniciar, sin el tipo de costos iniciales que exige un negocio de ladrillo y mortero. Sin embargo, esta relativa facilidad no significa que se pueda simplemente entrar y colgar su ficha.

Al igual que con cualquier negocio, es necesario establecer una base sólida para su negocio en línea. Si bien los pasos que se describen a continuación no tienen que completarse necesariamente en orden, su objetivo es proporcionarle una base lo suficientemente sólida como para soportar el peso de su futuro crecimiento y éxito empresarial.

1. Evaluar la viabilidad de su nueva idea de negocio

El hecho de que sea más fácil poner en marcha un negocio de medios online no significa que no haya costes. Al igual que con un negocio con base física, el primer paso que debe dar con su negocio en línea es evaluar la viabilidad de su idea.

La idea de negocio más brillante puede fracasar si su producto o servicio no tiene mercado. Aunque hayas dado con la solución a un problema que aqueja a mucha gente, estarás tirando el dinero a la basura si el problema resulta ser uno que a la mayoría de la gente no le interesa lo suficiente como para gastar tiempo o dinero en resolverlo.

2. Desarrollar un plan de negocio

Una vez que sepa que su idea es viable, es el momento de elaborar un plan de negocio completo. Incluso si no tienes previsto obtener financiación para tu empresa, al menos no al principio, tener un plan de negocio es valioso porque te permite detectar cualquier posible bache en el camino y planificar el crecimiento y la rentabilidad en el futuro.

El trabajo realizado en el primer paso le proporciona una buena base para desarrollar su plan de negocio, y hay muchos recursos disponibles en Internet para ayudarle a reunir los elementos básicos de un plan sólido.

Un plan eficaz le ayudará a identificar más su mercado, a aclarar sus objetivos, a proporcionar una hoja de ruta de marketing y a ayudarle a tomar el tipo de decisiones que pueden significar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

3. Elegir el nombre de la empresa

La elección del nombre de su empresa es un paso importante en el proceso de puesta en marcha. Dado que su negocio funcionará principalmente en línea, el nombre elegido debe estar disponible para su registro como nombre de empresa en su estado y en el espacio digital.

Esto significa que tendrá que comprobar si el nombre que desea está disponible como:

  • Nombre comercial en su estado
  • Nombre de dominio
  • Nombre de usuario en cada una de las plataformas de medios sociales que piensa utilizar

Si el nombre que ha elegido no está disponible como nombre de dominio o nombre de usuario en las redes sociales, considere diferentes permutaciones del nombre y recuerde que existen muchas extensiones de nombres de dominio más allá del original “.com”. Además, es importante comprobar que tu nombre y el nombre de dominio no están entrando en conflicto con ninguna marca registrada.

4. Decida la estructura de su empresa

La estructura empresarial que elija dictará los requisitos legales y fiscales que debe cumplir. La mayoría de los propietarios de pequeñas empresas eligen una de las siguientes estructuras:

  • Empresa unipersonal. Esta es la forma más sencilla de estructura empresarial, pero su falta de responsabilidad limitada compensa su simplicidad.
  • Sociedad colectiva. Aunque esta forma de estructura empresarial puede resultarle atractiva si se embarca en su empresa con un socio, su responsabilidad es ilimitada como en el caso de la empresa individual.
  • Sociedad de responsabilidad limitada (SRL). Una LLC ofrece una responsabilidad limitada sin la complejidad adicional de la constitución de una sociedad, lo que la convierte en una de las estructuras más populares para las pequeñas empresas.
  • Sociedad anónima. Al igual que una LLC, una sociedad anónima ofrece una responsabilidad limitada y, aunque es más complicada de constituir y mantener, puede ser una buena opción en función de sus circunstancias.
  • Siempre es una buena idea consultar con un abogado para determinar la estructura empresarial adecuada para su nuevo negocio. Debido a que cada estructura tiene diferentes requisitos fiscales, es posible que también desee consultar a un profesional de impuestos.

5. Ocúpate de todas las tareas legales

Al igual que un negocio tradicional, tendrá que presentar todos los documentos de constitución de la empresa y otros trámites para asegurarse de que su nuevo negocio tiene una base legal sólida. Esto incluye:

  • Registrar su empresa ante las autoridades gubernamentales competentes.
  • Obtener todos los permisos y licencias necesarios
  • Cumplir todos los requisitos fiscales federales y estatales, como la solicitud de impuestos estatales y federales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *