¿Cuánto tiempo debería durar la congestión nasal?

La congestión nasal puede surgir en cualquier momento. En algunos momentos, también puede tener otros síntomas como dolor de cabeza, fiebre o dolor de garganta. Otras veces, sin embargo, puede ser que sólo la congestión nasal le dé problemas. Quiere que usted sepa cómo puede tratar mejor su congestión nasal y eliminar los síntomas lo antes posible.

¿Qué es lo mejor para la congestión nasal?

Se puede sentir como si los días y las noches fueran realmente largos cuando usted tiene dificultades para respirar por la nariz debido a la congestión nasal. Afortunadamente, hay medidas que puede tomar para encontrar alivio.

Para empezar, usted quiere probar descongestionantes, que pueden ayudar a reducir la hinchazón en los conductos nasales. Además, este tipo de medicamentos puede ayudar a aliviar la presión y la congestión de los senos nasales que está causando la congestión nasal. Sin embargo, antes de tomar este medicamento, consulte con su farmacéutico o médico sobre si es adecuado para usted, ya que puede tener interacciones graves con algunos tipos de medicamentos.

Síntomas relacionados con la congestión nasal

  • El mal aliento
  • Dolor de oído
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor facial
  • Picazón en los ojos, nariz, boca y/o garganta
  • Dolores corporales leves

¿Cuánto tiempo dura la congestión nasal?

Aunque puede parecer más tiempo, la congestión nasal suele durar entre cinco y diez días, dependiendo de si es causada por una infección viral o bacteriana.

Aunque los descongestionantes pueden ayudar a controlar los síntomas de la congestión nasal, es mejor dejar que la congestión nasal siga su curso. También puede encontrar alivio utilizando un sistema de irrigación nasal para limpiar los conductos nasales.

  • Causas de la congestión nasal
  • Resfriado común
  • Gripe
  • Sinusitis
  • Alergias

¿Qué se puede hacer para aliviar la congestión nasal a los niños?

Durante al menos el primer año de vida, los bebés son incapaces de sonarse la nariz. Esta “habilidad” se desarrolla generalmente más tarde. Mientras tanto, los bebés y los padres deben lidiar con la dura realidad de una pequeña nariz tapada. La congestión nasal puede causar molestias al niño de varias maneras, incluyendo el compromiso de su capacidad para dormir y comer.

Por eso, durante la primera infancia, es clave asegurarse de que sus pequeñas narices estén despejadas y que puedan respirar libremente. Los padres deben recurrir a opciones libres de drogas para aliviar los síntomas de su pequeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *